LAGOS DE CUENTO

Una de las cosas buenas de no ir en invierno, son la cantidad de lagos que nos encontraremos, así como los arboles que están quedando sin hojas por el otoño.

Quiero mostrarte los lagos de cuento que podremos fotografiar en este viaje al corazón de Dolomitas.